Diversidad LGBT+

La diversidad sexual juega un papel protagonista en la protección y desarrollo de los derechos humanos en el siglo XXI. La contribución a la normalización de la diversidad LGBT+ en la sociedad es un reto crucial del que depende la integración social de un fenómeno presente en todos los estratos socioeconómicos y raciales, así como la generación de espacios de libre desarrollo individual en el seno de organizaciones que dependen de la productividad de sus integrantes.